Seguidores

6 feb. 2016

Seis meses libre




Tres años de sequía, de perderme, de dejar de ser quien era, de no poder ser libre, de 
sentirme encerrada, atrapada. De caer en un pozo en el que me ahogaba, me perdía y no volví a ser la misma. De perderlo todo, lo que tenía y se fue, y lo que no podía llegar a tener porque estabas ahí para atarme.
Me ataste con cadenas, no me dejaste ser libre, no me dejaste ser yo.
La construiste. Ella, tan perfecta, tan normal y tan tú. Ella, que no se liberaba, que luchaba cada día por ser quien quería, que intentaba liberarte a ti también. Ella, que se levantaba al otro lado de la cama, a la que amabas, a la que querías que fuera. Ella, que se fue, que se marchó, que no volvió. A la que veía en el espejo, que me miraba insatisfecha y me hacía daño. Me mataba, me quemaba, me hacía arder, me asfixiaba.
Tres años. Tres años de mi vida, o de la tuya, o de la que inventamos. Tres años que pasaron sin dejarme ser quien soy. Tres años desgarrándome, convirtiéndonos en cenizas, tejiéndonos entre tonos de gris. Tres años en los que Ella se hizo conmigo, contigo, con todxs. La dejé llevarse cada resquicio de lo que tenía. La dejé dirigirme, desgarrarme, hacerme morir.
Tres años ahogándome.
Hundiéndome.
Perdiéndome.


Ella ya no soy yo.

1 comentario:

  1. Me siento identificada , quizás no hayan sido 3 años pero creo que todos en algún momento tenemos alguien o nosotros mismos que nos hace ser menos o privarnos de poder ser nosotros mismos y expresar aquello que nos haga ser libres . Lo importante es verlo y saber rectificar esa situación a veces es bueno retroceder un poco para seguir avanzando hacia adelante

    un saludo May.

    Mery

    ResponderEliminar

Te agradecería tu opinión, eso sí, siempre con respeto y educación.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...