Seguidores

14 dic. 2015

Sólo duele aquello que se siente


Somos líneas que van y vienen. Que traspasan pieles y cuerpos, que se rompen entre orgasmos y sudores. 
Yo ando entre esas líneas que van y vienen, que a veces van más y otras vienen de lejos. Nunca me quedo, nunca te quedas. No estamos entre esas líneas que dejan de ir y venir. No somos un quizá ni tampoco queremos ser un es la hora.
Supongo que tú vas más que vienes y ese es el problema. Que no entiendo cómo puedo ir tanto y que no te importe tú seguir alejándote. Pero quiero seguir estando piel a piel contigo, y deshacerme entre llamas y estrellas mientras tú me miras y estallas en mil colores.
Quiero Debemos dejar de ser líneas difusas que no acuerdan en qué dirección van. Sobre todo porque me duele quema no saber qué es de mí, o de ti; qué momento vivimos o dejamos de vivir. 
Y el problema de que duela queme es que un día dejaré de venir y seré como aquella línea que dibujas que sólo se va y se va sin mirar atrás. 
Quizá cuando sea esa línea que va y no la que viene seas tú el que vaya hacia atrás, desdibujando tus pasos y acercándote al punto en el que nos deshacíamos entre pulsaciones desenfrenadas, en el que agarrabas mi pelo y besabas cada parte de lo que quedaba. 
Hay muchas líneas en mi vida. Algunas más difusas, otras menos. Hay líneas que se van. Y otras que vinieron sin avisar.
Pero, sin duda, la única línea que duele quema eres

1 comentario:

  1. Las personas siempre se las ingenian para lastimarse los unos a los otros, como si se les fuera la vida en ello.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

Te agradecería tu opinión, eso sí, siempre con respeto y educación.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...