Seguidores

27 ene. 2016

Qué miedo da el mañana.

Sé que estás esperando a que me posicione sobre mañana.


Sólo puedo decirte que siento tanto vértigo que me estoy ahogando entre estas cuatro paredes. Que necesito huir, pero huir nunca fue mi estilo.
Te diría que quiero que llegue mañana más que nunca, pero mentiría, porque tampoco va conmigo jugar a ser la débil y mostrar lo que siento.
Te diría que hacía tiempo que no deseaba con tanta ansia sentirme libre, pero mentiría, porque llevo ansiando esta libertad desde que me quité aquellas cadenas que me tenían atada, ya no solo a un olmo seco y viejo, sino a sueños que no eran míos, a una vida que no quería llevar y que me hacía ser aquella persona que no volvería a ser jamás.
Te diría que solo una vez antes he sentido tantas ansias, tantas ganas y me he ahogado tanto a la vez por una persona. Que solo una vez antes he querido dejarlo todo e irme a donde fuera. Que solo una vez antes he sentido estas tormentas que me queman, que me arrasan, que me llevan, que me deshacen y que me deconstruyen. 
Ya no sé si este vértigo me hace libre, o si me hace feliz. Solo sé que este vértigo que me sube por la tráquea me hace sentir bien y que mañana necesito saber si es real o si solo somos un espejismo como aquellas tantas veces en las que me mentía y convencía, en las que dolía y quemaba para luego ser nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradecería tu opinión, eso sí, siempre con respeto y educación.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...